INICIO
LA PALMA
CASAS RURALES
CASAS EMBLEMÁTICAS
COCHES DE ALQUILER
ACTIVIDADES
RESERVAS
ESPECIAL GRUPOS
FOLLETOS
AGROTIENDA
IMÁGENES
MARCA DE CALIDAD
PREMIOS Y DISTINCIONES
ESTUDIO DE DEMANDA
ESTUDIOS DE OFERTAS
LIBRO DE VISITAS
SOBRE NOSOTROS
CONTACTAR


Villa y Puerto de Tazacorte (La Palma)


Barcos Puerto de Tazacorte

Es el más reciente y pequeño de los municipios de La Palma. Ocupa una superficie de 11,7 km cuadrados en el tramo costero, desde la desembocadura del Barranco de Las Angustias hasta Las Hoyas, lugar por donde el volcán de San Juan, en 1949, amplió su territorio ganado al mar. Limita al Norte con Tijarafe, por la ladera de El Time, y por el Este con Los Llanos, mediante una línea arbitraria en base al poblamiento. 
La amplia playa del puerto de Tazacorte fue el lugar escogido por los conquistadores para desembarcar e iniciar la ocupación castellana de La Palma, allá por el año de 1492.
Pronto se reparten las mejores tierras y se adquieren los derechos sobre las aguas de La Caldera. Importantes haciendas fueron compradas por las familias nobles de la capital y comerciantes flamencos que vieron en el negocio del azúcar un marco generoso de prosperidad económica.
Tanto las haciendas como los señoríos de Argual y Tazacorte con los ingenios de azúcar de las casas de Monteverde, Vandale y Sotomayor, a quienes pertenece todo el territorio y sus aguas, se convirtieron en el motor de la economía insular.
El puerto era el segundo en importancia de la Isla después del capitalino. Durante el siglo XVI recalaban en su rada embarcaciones nacionales y extranjeras que exportaban azúcar, vino y otras producciones del país. Las frecuentes visitas de corsarios y piratas obligaron a los dueños de las haciendas a construir dos fortines (en la actualidad desaparecidos) para la defensa de sus intereses. 
A pesar de este empuje económico, la mayor parte de la población de Tazacorte vivía en unas condiciones de bastante pobreza. Era un barrio de Los Llanos habitado por agricultores y pescadores. Excepcionalmente, la cochinilla y el azúcar, en la segunda mitad del siglo XIX, vuelven a revitalizar su economía, pero las continuas crisis aceleraron la emigración a América. 
El cultivo del plátano no prosperó hasta la finalización de la I Guerra Mundial, con la llegada de la empresa inglesa Fyffes Limited, así como otras firmas. Tazacorte poseía la mayor población asalariada frente a una exigua minoría de propietarios.
La lucha por la segregación o independencia de Los Llanos late profundamente con la llegada del siglo XX. En 1923, el Pago era el núcleo de mayor población del municipio de Los Llanos, con 2.316 habitantes y la localidad de mayor desarrollo económico del Valle de Aridane.
La batalla definitiva para la emancipación tiene lugar durante la dictadura de Primo de Rivera, tanto en Madrid como en la misma Isla. El 16 de septiembre de 1925 se concedía por decreto la independencia de Tazacorte.
Tres años más tarde se declara una epidemia - la Peste de 1928 - de tristes recuerdos para sus moradores.
Hoy Tazacorte se afana por desarrollar y mantener el puerto pesquero y comercial, la agricultura del plátano y el turismo.

Productos Típicos de La Palma: Viejas, Caballas, Alfonsiños, Samas

El oficio de la pesca.

Tazacorte, por cercanía y tradición, está ligado al oficio de la pesca; desde su puerto los barcos trasponen, bordeando los acantilados en dirección hacia Fuencaliente o rumbo hacia el horizonte lejano.
El pescador, sabio de sus labores, faena cuando todos duermen, huye de las marejadas y de los rompientes bravos. Sus rostros morenos y salados miran pacientes si la brisa se levanta o si los cardúmenes, adivinados por las gaviotas, están cercanos. Sus manos envejecen con el transcurrir de los años, halando redes y paños, pescando a fondo con trasmallos, guelderas, tambores o a nado. Con artes nobles y de engaño, de persuasión y reclamo se valen para hacerse con las presas que abastecen al mercado.

En la orilla se aguarda la llegada de las embarcaciones y los marineros, orgullosos, exhiben lo que el mar les ha brindado: samas, congrios, viejas y pejes gallos, alfonsiños, cazones, morenas, jureles, petos y sargos se contonean aún antes de bajar del barco.
En tierra, mujeres, chiquillos y ancianos marisquean lapas y burgados; con trapos blancos y una fija (pincho) capturan al pulpo camuflado y con luces encandilan, durante la noche, a los cangrejos despistados. Con encantamientos y reclamos se llaman a las morenas y muriones, las ingenuas serpientes marinas mueren atraídas por la voz de los humanos.
Y así transcurren los días y la dura vida vinculada al medio marino, de futuro incierto y esperanzas afortunadas. 


Episodio mítico de los MÁRTIRES DE TAZACORTE.

Allá por el año de 1570 un grupo de jesuitas misioneros marchaban al Brasil para emprender labores evangélicas. Siete naves salieron de Lisboa con el mismo destino; el barco "Santiago" llevaba mercancías para la isla de Madeira, La Palma y Brasil, recalando en el puerto de Tazacorte, quizá para recoger algún cargamento de azúcar. El P. Acevedo encontró aquí un antiguo amigo de estudios, descendiente de la acaudalada familia de los Monteverde. Este les brindó generoso su casa y se alojaron allí varios días.
El mencionado religioso celebró misa en la ermita de San Miguel y según cuenta la leyenda fue en ese momento el instante en el que el beato tuvo la revelación del martirio que habrían de sufrir; en el cáliz de plata quedaron las huellas de sus dientes conmocionado por tal vivencia. En la parroquia aún se conserva la casulla que vestía aquel día.
El 13 de julio partió la nave con dirección a Santa Cruz de La Palma, pero la falta de vientos los retuvo en las costas de Fuencaliente hasta la jornada del 15. Cinco embarcaciones francesas hugonotes les atacaron, tras una dura batalla redujeron a la tripulación del "Santiago". Los misioneros fueron torturados, mutilados y asesinados cruelmente. El P. Acevedo animó a sus compañeros a morir con la firmeza de la fe por defender a la Santa Iglesia. Los cadáveres fueron arrojados al mar y hoy allí, en las profundidades, reposan 40 cruces que recuerdan el triste episodio de los Mártires de Tazacorte.

FESTEJOS

En el "París chiquito" como se le conoce cariñosamente a esta localidad, sus gentes viven con alegría los acontecimientos festivos, pueblo de carácter liberal y progresista, tolerante, amante de la música y de espíritu creativo. 
Entre las celebraciones más relevantes destacamos la del 16 de julio, día en el que los marineros sacan en procesión a la Virgen del Carmen y el 29 de septiembre se organizan los festejos mayores en honor de San Miguel Arcángel, patrón de la Villa y Puerto de Tazacorte y de todos los palmeros.
Con verdadera expectación se espera la singular danza de los Caballos Fufos, sus cuerpos de caña revestido de papel de seda trotan en la calles al ritmo de la música; los jinetes dominan a la bestia que se encabrita y relincha entre la multitud.

SUGERENCIAS. 

La bondad del clima, los recursos acuíferos y el tesón de sus habitantes han hecho de este lugar una de las zonas agrícolas más próspera de la Isla. De forma intensiva se cultiva el plátano, apoderándose del paisaje se extiende como una gran alfombra vegetal que llega hasta el borde del litoral.
Tras recorrer de forma pausada el núcleo poblacional, les invitamos a dar una vuelta por el muelle de pescadores, desde allí parten excursiones en barco hacia la gigantesca Cueva Bonita, bajo los acantilados de Tijarafe, o podrá adquirir el pescado fresco recién capturado.
En los restaurantes y bares de la zona podremos saborear variados platos con productos del mar, cocinados, en parrilladas, caldos o fritos.
Entre las sugerencias de ocio destacamos la práctica de deportes acuáticos durante todo el año, el ciclismo, la espeleología volcánica y el senderismo por los caminos reales de la costa (subida del Time).

Balcón Típico de La Palma

PUNTOS DE INTERÉS.

Iglesia de San Miguel.

Del pueblo destacamos el rincón que ocupa la iglesia de San Miguel, asentada sobre la que fue la primera ermita de la Isla. Alonso Fernández de Lugo inició precisamente por Tazacorte la conquista del pueblo palmero, en 1492 y su advocación por el Arcángel San Miguel lo convirtió en el Patrón insular. Lo encontramos representado en el escudo de La Palma, con indumentaria militar, portando la espada como defensor de la Iglesia.
La atmósfera de paz y silencio impregna a este templo pionero que fue parroquia a partir de 1922. Aquí se custodian las reliquias del martirio de los jesuitas junto a un conjunto de interesantes objetos de arte.
La plaza envuelve al edificio y una pérgola con aires andaluces, revestida de azulejos sevillanos, sostiene las enmarañadas buganvillas que dan sombra al camino.

Rincones entrañables. 

Dentro del casco urbano, atrapadas entre plataneras, se entremezclan las construcciones tradicionales con las modernas arquitecturas; viejos caseríos, callejones estrechos y árboles que engañados por la eterna primavera, florecen todo el año, perfilan a grandes rasgos al pueblo de Tazacorte.
El Barrio de El Charco fue el núcleo originario, allí la familia Monteverde ubicó el próspero ingenio azucarero. Los alrededores fueron creciendo con las viviendas de los empleados cualificados, molinos, talleres y demás dependencias.
Los apellidos renombrados de Monteverde, Vandale, Sotomayor, Massieu, se emparentaron afianzado sus patrimonios a lo largo de los siglos; habitaron en las mansiones solariegas que ardan celosamente el pasado común con los Países Bajos. Destacamos el Palacete del Vizconde del Buen Paso, el caserón del Almirante Díaz Pimienta, la casa Massieu o la de Los Mártires, todas ellas del siglo XVI.

El continente de poblamiento obrero dedicado a la agricultura siempre fue elevado en estos lares; de ahí, el reconocimiento público a este sector reflejado en la escultura del campesino esforzado que está frente al Ayuntamiento.
Tazacorte es pueblo de condición atlántica que mira hacia el horizonte marino; a los pies de El Time, numerosos bares y restaurantes ocupan las zonas cercanas al rompiente donde se mezcla la maresía con el olor a pescadito frito, constituyendo un enclave turístico de apacible belleza. 

El litoral. 

En este pueblo de pescadores el puerto siempre fue un referente para la historia de la Isla, éste jugó un papel relevante en la economía y el desarrollo de la zona. Actualmente es un pintoresco y polivalente refugio pesquero donde recalan multicolores embarcaciones, muchas de ellas de recreo.
La Playa del Roque es una de las más populares, con la punta de El Time al fondo; al Norte la desembocadura del Barranco de Las Angustias, desagüe de la Caldera de Taburiente, y como viejas cicatrices marcan el territorio bagañete los barrancos de Tenisca y Hondo.
Descubriremos suaves relieves que se alzan en los acantilados a orillas del Atlántico, escondiendo preciosas playas de arena negra como la de Los Guirres o Playa Nueva, resguardadas de los vientos alisios. El faro de La Punta de Las Hoyas sitúa el límite costero con Los Llanos y alerta al navegante con sus destellos.

Paisajes geológicos. 

La meseta a los pies del valle de Aridane se halla quebrada por el Barranco de Las Angustias, declarado Paisaje Protegido. El torrente de aluviones es arrastrado, año tras año, por la fuerza de las aguas pasando a engrosar los márgenes del cauce o formando parte de los materiales costeros.
Las lavas del Volcán de Tacande (Montaña Quemada) y las del San Juan han modelado el paisaje de Tazacorte; como engullidos por los platanares resaltan las montañas de Todoque y La Laguna, dos de los cuatro conos volcánicos alineados, protegidos por la Ley de Espacios Naturales.
Agazapadas bajo este manto pétreo se descubren varias cavidades, singulares tubos volcánicos como Los Caracoles, en La Laguna, La Cueva de Hércules o la más conocida La Cueva del Perdido, de 1.288 m de longitud, cuenta con cuatro bocas que se abren al acantilado de la costa del Municipio y un complejo trazado laberíntico. 


Copyright. Asociación para el Desarrollo Rural de la Isla de La Palma (ADER-La Palma).


[Inicio], [La Palma], [Casas Rurales en La Palma], [Casas Rurales con Piscinas], [Coches de Alquiler en La Palm], [Actividades de Turismo Activo en La Palma], [Reservas de Casas Rurales], [Casas Rurales para Grupos], [Folletos], [Turismo Astronómico], [Agrotienda], [Imágenes de Casas Rurales de La Palma], [Casas Rurales con Calidad], [Premios y Distinciones], [Estudio Demanda Turismo Rural en La Palma],
[Estudio Oferta Turismo Rural en La Palma]
, [Libro de Visitas], [Contactar] , [Webs Amigas]


 
Asociación Turismo Rural Isla Bonita - Calle O'Daly nº 39 - 38700 S/C de La Palma Tel/Fax : 00 34 922 430 625 | E-mail